Mezcal Don Chayo FS

Mezcal Don Chayo

Mezcal Don Chayo: Mezcla de 7 magueyes

El maestro Rosario Pineda Pérez de Tetapán, Zapotitlán de Vadillo, Jalisco, tiene 7 hijos.  Si usted, amigo lector, cree en el romanticismo de las coincidencias, podemos vincular ese número con una joya de mezcal que tuvimos la oportunidad de degustar recientemente.

El Mezcal Don Chayo es un elixir elaborado a partir de 7 magueyes (todos capón de cultivo):

      I.        Ixtero Amarillo (12 años)
     II.        Ixtero Verde (13 años)
    III.        Cuchara (12 años)
   IV.        Chuatezoca (8 años)
    V.        Cimarrón Cenizo (7 años)
   VI.        Cimarrón Verde (7 años)
  VII.        Cabresto (12 años)

Estos magueyes fueron horneados en tierra y la molienda se realizó con picadora de motor de gasolina.  La fermentación fue totalmente natural en cisternas de plástico.

  Don Chayo

A diferencia de otros maestros de diversas regiones del país, a los maestros mezcaleros de Jalisco se les llama vinateros, ya que el vino es el destilado del maguey y al maguey se le denomina mezcal.

Parte de la tradición de los maestros vinateros de Jalisco, es observar las perlas que se forman al cuernear el mezcal.

Para realizar este truco de magia requerimos un par de cuernos huecos de toro y cierta habilidad para vertir el vino de un cuerno al otro.

 Cuernos

El tamaño de las perlas (burbujas) que se forman al pasar el vino mezcal de un cuerno al otro, revelan las cualidades organolépticas del destilado.

Cuerneo

Esta perla nos indica la riqueza alcohólica de 50.6%

Perla

 

La complejidad de sabores es sorprendente.  Tuvimos la fortuna de probar este vino que se elaboró utilizando por primera vez un destilador, al que recién le cambiaron el tronco de parota ahuecada, dando como resultado un interesante sabor a eucalipto y madera fresca.  En este mezcal sobresale el Ixtero Amarillo, que se caracteriza por tonos minerales y finales un tanto frutales. Un sabor a campo después de una tarde lluviosa.

La experiencia que hemos tenido con los mezcales de esta región nos ha dejado una gran enseñanza: De Jalisco, tanto sus mujeres como sus mezcales son de cuidado, empiezan suaves y deslumbran al primer beso, pero son potentes y si no tienes precaución te tumban cuando menos te lo esperes.

Con todo y advertencia, es uno de esos placeres de los que no debes privarte.

Busquen la oportunidad, no es tan difícil conseguirlos.